Bienvenidos a La Palestra Noticias, la revista cultural de La Palestra Ediciones, donde encontrarás notas y entrevistas a aquellas personas apasionadas por su disciplina: Cultura Deporte, Literatura, Viajando, Astrología y Corpore Sano son nuestras secciones.  

abril 2022

«La pasión nunca te va a fallar»

Entrevista a Celeste D´Arcángelo
Por La Palestra Ediciones

El año pasado, cuando de a poco íbamos volviendo a la normalidad, Celeste d´Arcángelo retomaba la suya en su entrenamiento para una nueva edición de los Juegos Panamericanos 2021.

Celeste creció en una familia en la cual la cultura del deporte está bien enraizada: ya su hermano mayor, Hernán, participó en el 2011 de este campeonato ganándose una medalla en squash.

Por su parte, Celeste participó en la edición 2017 y, en el 2019, en el Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Gimnástica (FIG). Pero un momento bisagra en su incipiente carrera deportiva (Celeste hoy tiene 18 años) fue en el 2018 cuando se convirtió en la primera gimnasta rítmica argentina en calificar para los Juegos Olímpicos de la Juventud. Cómo vivió ese momento fue la primera pregunta que quisimos hacerle.

—Uno, a veces, se olvida de lo que ha logrado. Y no es que se olvida, sino que nunca termina de caer en lo que logró. En el momento que estaba ahí, yo no caía que estaba en los Juegos Olímpicos. Pero una vez que pasó, me acordaba: «yo estuve en un Juego Olímpico», es revivirlo una y otra vez.

—¿Y tu familia?

—Para mi familia fue como un sueño hecho realidad, porque yo desde chiquita había querido competir en unas olimpíadas… En Argentina es complicado, así que siempre fue como un sueño más que como un objetivo.

—Ese momento fue un antes y un después en tu carrera deportiva, ¿no?

—Sí, porque fue mi primera competición a nivel global: viendo a las otras chicas y la cultura que tienen para entrenar (muy diferentes a la nuestra); estando dentro de una delegación, viendo a los otros deportistas y, sobre todo, ¡los estadios! Conocer todo eso y vi que hay un mundo que no conocía y que quiero ir a conocer. Fue como un cambio de ideas porque… nosotras estábamos muy argentinizadas, se podría decir, y salir de eso fue como: «wow, somos muy chiquitas al lado del mundo». No porque no podamos, sino porque no sabemos bien. En ese punto supimos que hay mucho para aprender.

—¿Cómo te acercaste a la gimnasia rítmica?

—De chica era hiperactiva. Empecé con natación, que me gustaba mucho y después quise ir más por el lado del baile. Entonces, me mandaron a ballet clásico. Pero me aburría porque era chiquita (tenía 4 o 5 años) y, a esa edad, te hacen jugar. Yo no quería jugar, quería ir a un lugar donde me enseñaran realmente a bailar, a hacer trucos; algo relacionado con el arte.

La gimnasia rítmica es un deporte con elementos de ballet, gimnasia y danza, e incorpora implementos (aro, cinta, pelota, mazas, etc). Celeste nos contó que en esta gimnasia funciona una doble lógica: por un lado, la técnica cuantificable del deporte, la cual determina la puntuación. Se trata de la coreografía en sí, los movimientos del artista, la parte visible por un observador externo; la precisión y sangre fría necesarias para llevar a cabo una función sin un paso de más siquiera. Por el otro, la narración de una historia. Vestuario, música y la propia perspectiva del artista: ¿qué impronta desea dar a la función? Esta segunda parte es lo que la satisfizo en su búsqueda de un arte metódico más allá de la práctica del deporte.

—Es el tema de la forma artística, de conectarse con la música, de buscar el personaje y una historia dentro de la música donde se pueda ver que estamos contando una historia, mostrando un personaje.

Ambos aspectos, la gimnasia y la narración, deben fundirse en una desenvoltura indivisible. Como toda técnica humana, su perfeccionamiento requiere riguroso entrenamiento, perseverancia y tiempo.

—Siempre va con el trabajo que consideras óptimo y, más que nada, son muchas horas de entrenamiento porque es un deporte de practicar, practicar, practicar y de hacer mil repeticiones; no hay otro truco sinceramente. Son muchas horas de entrenamiento, de trabajo psicológico, de combinación con el ballet, con la preparación física, con la nutricionista. Todo tiene que ir perfectamente encajado para que potencie al trabajo de la alfombra.

—Con respecto a al desarrollo del deporte en Argentina, me comentaste sobre una cuestión de nivel: que no se llegaba a competir en las Olimpiadas porque Argentina no tenía el nivel europeo. ¿Qué quisiste decir con eso exactamente?

—Ese nivel se consigue con el propio roce con las europeas. Nosotras hemos tenido entrenamientos en España y hemos ido a Italia y, cuando estás uno o dos meses con esa gente, con esas entrenadoras, viendo a las chicas de esos países, uno vuelve y está cambiado, tiene otra disciplina, otra forma de moverse, otras ideas. Ese nivel se consigue justamente estando en esos lugares.

Hablando del tema del apoyo del gobierno: sí lo da, pero lo da para las cosas básicas de un deportista: el psicólogo, el nutricionista, un quiropráctico. Te alcanza para eso. Pero para que un deportista crezca, no hay mucho apoyo. Porque para ganar la experiencia que necesitamos tenemos que estar en esos lugares, tenemos que hacer los viajes y hoy nos los tenemos que costear nosotras, y a esta altura, no es posible. Además, tenemos infraestructura que no es la adecuada, entonces terminas lesionada o hacés menos para no lesionarte. Son muchas cosas que afectan que Argentina no esté al nivel.

—Claro, se estaría necesitando una especie de mecenas que las apoyara como equipo.

—Aparte el deporte no es conocido, entonces peor todavía. Porque Argentina sí tiene grandes gimnastas para mandar afuera y poder lograr grandes cosas.

Para los Panamericanos del año pasado, Celeste preparó su coreografía con la canción de Queen, Don´t Stop me now. Fue interesante escuchar el porqué de esta canción (nunca nada es porque sí).

—Soy una persona que nunca me he detenido nada y la canción básicamente trata de eso.

—¿Por qué lo decís? ¿En algún momento sentiste que alguien quiso y que vos te impusiste?

—Desde pequeña no tuve los estándares ideales para el deporte porque yo era peticita, gordita y no tenía flexibilidad. Pero nunca me ha importado eso. Creo que una persona puede tener talento, pero si no tiene convicción o deseo de lo que quiere lograr, el talento no alcanza. Así que yo desde pequeña luché contra eso; he hecho todo lo posible para mostrar lo contrario. Y creo que ha funcionado hasta ahora.

—¿Qué te dio este deporte?

—Me ha dado mucho en el tema de compañerismo, porque, si bien es un deporte individual, hay muchas cuestiones en las que una tiene que ser muy compañera; creo que es una virtud que me ha dado. Si bien tengo hermanos, son grandes y yo soy hija única básicamente, así que, con todo el tema de compartir y ser compañera con el resto, lo que no tuve en mi casa lo tuve en el deporte. Me ha dado buenas compañías, más allá de amigas, mis entrenadoras: son personas que sé que voy a tener para el resto de mi vida.

Además, el tema de la disciplina: ser respetuoso con los que te quieren ayudar, con los que te enseñan, con los que tenés al lado, con los lugares en sí. La disciplina es algo que me ha dado el deporte y me sirve para todos los aspectos de mi vida.

—A quienes nos están leyendo y que pueden encontrarse en una situación similar a la tuya: metiéndole pilas a una pasión, que puede ser un deporte, un arte o lo que fuera. ¿Qué les dirías?

—Como te dije recién, creo que la pasión es el motor de todo, porque la pasión nunca te va a fallar. En un torneo te puede ir mal o no podés conseguir lo que fuiste a buscar, pero la pasión que tiene uno es lo que hace a uno crecer.


Indispensable la pasión, animus, sin la cual difícil sería dar un paso después del otro (ni que hablar de todo lo demás). Para terminar, y para conocerla un poco más, les compartimos las respuesta de Celeste al cuestionario de La Palestra.

​CUESTIONARIO LA PALESTRA

El juego es sencillo, pasamos seis preguntas de las que se tienen que elegir solo cinco para contestar.

Existe una única regla: cada pregunta debe estar respondida en una o dos oraciones.

El desafío: el poder de síntesis.   

¿Cómo describirías al Destino?

Oportunidades a descubrir.

¿Cuál es la perdición de la humanidad?

El egoísmo y la avaricia.

¿Quién o qué es Dios?

Es un apoyo omnipotente​.

¿Qué misterio te gustaría develar?

Dónde vamos cuando morimos.

¿Qué es el arte en tu vida?

Todo, liberar el cuerpo de todas formas posibles