Bienvenidos a La Palestra Noticias, la revista cultural de La Palestra Ediciones, donde encontrarás notas y entrevistas a aquellas personas apasionadas por su disciplina: Cultura Deporte, Literatura, Viajando, Astrología y Corpore Sano son nuestras secciones.  

mayo 2022

La imaginación es fundamental

Entrevista a Antonella del Valle Piersanti

Siempre supimos que la experiencia «apocalíptica» del encierro del 2020/21 traería aparejados cambios. Por suerte, muchos fueron positivos. Por ejemplo, trajo como  tendencia volver al sonido para descansar así de las imágenes que se multiplicaron en las mil pantallas. Así florecieron los audiolibros y el radioteatro, este último, un género que había estado arrumbado en el depósito de los estudios de radios durante décadas y que Antonella del Valle Piersanti recuperó en @aireradioteatro, la primera plataforma argentina para escuchar ficción. «Es un momento espectacular y específico para integrar al radioteatro» sostiene Antonella.

El radioteatro tiene algo de mágico: es capaz de transportarnos a otros universos envolviéndonos en un mundo puramente auditivo. Nació con la radio (allá por la década del ´30) y enseguida se convirtió en un fenómeno popular: las emisiones llegaban a todas las casas de todo el país. Pero volvamos a la actualidad y a nuestro encuentro con Antonella, mate de por medio, ella al sol desde la plaza Lavalle ubicada frente al Teatro Colón y yo, al lado de la chimenea desde una Patagonia que ya está inmersa en el otoño lluvioso. Ambas compartimos la pasión por la comunicación y la literatura. Antonella, además de locutora nacional, actriz y directora de teatro, es la autora de la obra INTERSECCIONES que presentó en el 2013 y siguió en escena durante dos años en Capital Federal y localidades del interior.

—Supongo que en vos primero vino primero la experiencia como actriz y después la de radioteatro, ¿no? ¿Cómo fue que nació esta idea de retomar con este género?

—En realidad, no. Si bien es lógica la suposición, en mí se dio más o menos a la misma vez: a los diez empecé con actuación y al mismo tiempo, gracias a una maestra del colegio público, con la radio.

Creativa y emprendedora, primero nos contó sobre Aire Locución, la empresa que lleva diez años de crecimiento y brinda cursos de locución, radioteatro (donde surgen  grandes talentos), doblaje y oratoria. Otro de los cambios resultado de la cuarentena fue que las redes se convirtieron en vidrieras donde los emprendedores salieron detrás de la cortina para darse a conocer, parándose junto a sus productos, frente a la cámara. Entonces, la oratoria se convirtió en herramienta fundamental. No es fácil hacer un live y captar y mantener la atención del público.

—Totalmente. Por ejemplo, en los talleres de ORATORIA estuve trabajando con una emprendedora que, justamente, necesitaba esas herramientas. Y la vi crecer un montón y cómo fue adquiriendo y aplicando las herramientas del curso.
—¡Y, sí! No es fácil. Yo en particular soy muy tímida y me pasó, cuando empezamos con el programa de radio Saltar a La Palestra, que las primeras veces cuando se prendía el cartel de AIRE, sentía que se me cerraba la garganta.

—Sí, es exactamente eso, que se cierra la garganta. No es fácil. También estoy formada como profesora, y esas herramientas pedagógicas las aplico en @airelocucion para enseñar esas cosas que aprendí en mi carrera de locutora y actriz.

Amante de las Letras como lo soy, el radioteatro me atrae muchísimo así que una y otra vez volvía sobre el tema. Envuelto en un aire místico, cuando hablamos de este género la mente vuela a los años´30, ´40, ´50,  que poco tiene que ver con lo que está sucediendo en la actualidad. Ese es el norte que tiene Antonella en Aire Radioteatro: actualizarlo, acercarlo a lo cotidiano y a las nuevas generaciones.

—¿Hay alguna de las obras que tienen en cartelera que sea de tu autoría o en la que vos participás como actriz?

—No, ninguna es de mi autoría ni estoy como actriz. Soy la directora en todas. Sí, me encantaría participar como actriz en alguna, pero para eso tengo que correrme del lugar de directora, ja, ja, ja.

—Claro, ¡con todo no se puede!

Nos cuenta que ella es muy detallista como directora: «no es solo leer, se tiene que transmitir lo que se está diciendo». Entonces, tiene mucha importancia lo actoral porque, aunque no se vea el cuerpo, la postura, los movimientos, todo influye a la hora de proyectar la voz e interpretar lo que se está diciendo.  Al trabajo de los actores se suma el del sonidista y el editor. Entonces, el desafío de Antonella en la dirección es la perfecta coordinación entre todas estas disciplinas que se unen para hacer arte.

—Todo nuevo proyecto comienza con la selección de la obra.  ¿Cuáles son los requisitos o las características en las que se fijan a la hora de elegir una?

—Primero: el contenido. Nos fijamos mucho en si transmite o no valores (y cuáles). Después, la duración. Eso es muy importante también. Y si tienen elementos sonoros o la posibilidad de adecuarla a este formato (y que el autor sea permeable a esos cambios).

—En mis épocas de estudiante tuve la experiencia de hacer radioteatro ¡y la pasé tan bien! Nos divertimos muchísimo, sobretodo en la grabación reproduciendo los sonidos que acompañaban la historia. En ese momento, la idea era experimentar con la creación de sonidos de forma tradicionales, es decir usando zapatos para imitar los pasos o dejando caer una carpeta al suelo para reproducir el sonido de un cuerpo que cae desmayado. ¿Cómo se manejan ustedes con la creación de los sonidos? ¿Buscan lo tradicional o utilizan la consola de sonido?

—¡Sí, está buenísimo! Es muy divertido el momento de grabación de una obra es como estar en una función. El tema de los sonidos es interesante. Nosotros nos manejamos con los dos. Como directora, me fijo mucho en qué es lo que queda mejor, porque se está trabajando en un estudio con micrófonos abiertos y hay que prestar atención a cómo va a quedar el producto final, cómo lo va a escuchar el público. Porque no da lo mismo.

—¡No, claro!

—A mí me pasa que, por ahí, estoy oyendo algo por Spotify y tal vez es muy bueno el contenido, pero el uso de la voz o los sonidos molestan y no puedo seguir escuchándolo… y me imagino que así también les pasa a otros. A veces es por no saber.

—Sí, también me ha pasado.

La idea de aireradioteatro.com terminó de gestarse durante la cuarentena del 2020. Si bien Antonella ya tenía la idea en la cabeza, la ansiedad por la imposibilidad de salir y la necesidad de generar trabajo creativo la ayudaron a concentrar la energía en Aire Radioteatro. Desde entonces, fue creciendo y hoy ya tienen cuatro obras en cartelera. El valor de «ticket de entrada» es muy accesible y se adquiere en la misma página ¡y puede escucharse en cualquier momento sin fecha límite! Este fue otro de los temas de los que hablamos: la importancia de valorar el arte. Detrás de cada obra, como ya dijimos, está la dedicación plena de la directora, el compromiso de los actores, el profesionalismo y el tiempo de los técnicos de sonido y el editor. Es mucho trabajo y es justo valorarlo. Hay que poner en valor el arte y el trabajo que implica, esta es otra de las ideas en las que coincidimos. 

—¿Cuál fue la primera obra que pusieron en cartelera?

—Fueron dos: La muerte del príncipe azul y Mate de luna. La primera es una historia anticenicienta, es decir, la traer a la actualidad… Por ejemplo: ya no estamos esperando ningún zapatito de cristal…

—¡Ja, ja, ja, no, claro!

—Mate de luna es una obra infantil escrita por Miguel Kot.

—¿Cómo reaccionan los chicos a esa obra? Pensando en que son generaciones en las que lo visual es prácticamente el sentido predominante y el que más capta su atención.

—¡Está buenísimo! Obviamente son obras muy cortas, de no más de quince minutos de duración porque… bueno, lograr tener la atención de un niño por media hora es casi imposible ja, ja, ja. Pero tuvimos muy buenas experiencias. Por ejemplo, hubo maestras que lo usaron en sus clases y nos compartieron las fotos de los chicos dibujando al tiempo que lo escuchaban. O abuelos que fueron ellos quienes invitaron a sus nietos a sentarse a escucharlo juntos.

—Me imagino al abuelo y la nostalgia que puede provocarle volver a sentarse a escuchar un radioteatro ¡y lo que significará poder hacerlo, ahora, acompañado por sus nietos!

Seguimos reflexionando sobre la importancia de la actualización de un género que se creía olvidado, de cómo estaba acercando a generaciones distantes para compartir costumbres olvidadas: la de sentarse en familia y dejar que la imaginación vuele. Porque, como dijo Antonella, la imaginación es fundamenta. Así fue abriéndose un enorme abanico de posibilidades y nos entusiasmamos con la idea de seguir motivando esta sinapsis cultural entre Aire Radioteatro y La Palestra Ediciones: entonces plantamos la semilla de una nueva producción radioteatral... ¿Cuál? Ya les iremos contando las novedades.

Como siempre, para conocer un poco más a nuestra entrevistada, la invitamos a responder el Cuestionario La Palestra. 

Cuestionario La Palestra

El juego es sencillo, te pasamos seis preguntas de las que él tenía que elegir cinco para contestar. Existe una única regla: cada pregunta debe estar respondida en una oración.

El desafío: el poder de síntesis.   

¿Cómo describirías al Destino?

Es un camino que a veces tiene llegada, otras veces es la sumatoria de paradas.

¿Cuál es la perdición de la humanidad? 

El sistema económico y la desigualdad social.

 

¿Quién o qué es Dios? 

Es esa mirada al cielo, desde lo que sentís cuando pedís ayuda ante el dolor.

 

¿Qué misterio te gustaría develar?

El misterio de la sincronicidad, que creo debe ser matemático y me costaría mucho lograrlo.

 

¿Qué es el Arte en tu vida?

Es la respuesta a algunas de mi preguntas.